XI Jornadas de Enseñanza de la Física

No es habitual en este blog tratar aspectos relacionados con la Didáctica y la Enseñanza de las Ciencias, pero hay ocasiones en las que conviene hacer un alto en el camino y dedicar un momento a reflexionar sobre la manera en que las ciencias son tratadas y enseñadas a nuestros jóvenes. Especialmente en unos tiempos en los cuales las vocaciones científicas están en constante descenso y la expansión imparable de las tecnologías de la información y la comunicación están transformando irreversiblemente nuestra sociedad y la forma en la que participamos en ella. Las profesiones del futuro estarán vinculadas a ámbitos del conocimiento científico especializado, a la vez que multidisciplinar, conjugándose en un entorno digital en el que la cooperación, el manejo de datos y las aplicaciones informáticas serán claves en nuestro desarrollo. Y para que los jóvenes de hoy estén preparados para afrontar los retos que se plantean en este escenario futuro, es necesario un profundo análisis de la situación de la enseñanza, de su papel en este momento crucial de transición y, en concreto, de los contenidos y estrategias necesarios para que las asignaturas de ciencias resulten atractivas y formativas para los alumnos.

Con estos intereses particulares surgieron en el año 2006 las Jornadas de Enseñanza de la Física, fruto de la colaboración entre el Grupo Especializado de Enseñanza de la Física (GEEF), perteneciente a la Real Sociedad Española de Física (RSEF), y el Grupo de Enseñanza de la Física de la Universidad de Burgos (ENFIS). La edición de este año, la undécima, supone, en palabras de la coordinadora Verónica Tricio Gómez (profesora de Física de la Universidad de Burgos), “un punto de inflexión” y abren una nueva etapa al abordar los nuevos contenidos de la física moderna en la LOMCE y las estrategias de la actividad científica. Las Jornadas, que se desarrollaron en Burgos durante los días 16 y 17 de septiembre, estuvieron marcadas por el análisis de los cambios del currículo de secundaria implantados con la última reforma educativa y su necesidad en la formación de los estudiantes, especialmente en el bachillerato, por constituir el nexo de unión con los estudios universitarios.

2016-09-16_jornadas_ensenanza_fisica_016.jpg

José María Pastor, Jordi Rovira, José Adolfo de Azcárraga y Verónica Tricio, durante la presentación de las XI Jornadas de Enseñanza de la Física, en el salón de grados de la Escuela Politécnica Superior de la Universidad de Burgos (Fuente: www.ubu.es).

Alrededor de veinte expertos, entre profesores y científicos de reconocido prestigio, participaron en este evento, cuyas aportaciones se resumen a continuación (el programa detallado se puede descargar aquí):

Ciencia y filosofía

El presidente de la Real Sociedad Española de Física, José Adolfo de Azcárraga Feliu, inauguró estas jornadas con una brillante conferencia sobre Ciencia y filosofía, en la que se hacía un recorrido desde los pensadores griegos hasta las visiones actuales de la naturaleza de la ciencia y las vinculaciones de esta con la filosofía a lo largo de la historia. En palabras de Azcárraga, “no es posible que la ciencia no sea considerada como uno de los elementos clave de la cultura de nuestro tiempo“.

jose-adolfo-azcarraga

José Adolfo de Azcárraga Feliu (Fuente: El País)

El átomo: hacia el salto cuántico

El Panel dedicado a las Estrategias científicas con alumnos comenzó con la presentación El átomo: hacia el salto cuántico, en la que se analizaban las dificultades que se plantean en el tratamiento de los modelos atómicos, especialmente cuando la naturaleza y el comportamiento del átomo emana de los principios de la física cuántica, cuya comprensión requiere una elevada capacidad de abstracción. Tuve el honor de ser el encargado de realizar la puesta en escena de la propuesta didáctica elaborada para la comunidad Scientix por el profesor Miguel Ángel Queiruga Dios para trabajar en el aula el estudio del átomo, mediante una serie de actividades que adaptan diferentes recursos disponibles en la mediateca de la plataforma Lindau Nobel Laureate Meetings. Esta presentación la podéis consultar aquí:

 

Física en el bolsillo

Los profesores Manuel Ángel González Delgado y Miguel Ángel González Rebollo, del Grupo de Innovación Docente TIA (Tecnología, innovación y Aprendizaje), de la Universidad de Valladolid, trabajan en el desarrollo de herramientas y técnicas basadas en dispositivos móviles para la enseñanza de la Física. En esta ocasión presentaron una serie de estrategias llevadas a cabo con alumnos de primer curso de la Escuela de Ingenierías Industriales de la Universidad de Valladolid y con alumnos de bachillerato de los IES Diego de Praves (Valladolid) y Andrés de Laguna (Segovia), en las que se utilizaban aplicaciones para teléfonos móviles que permiten aprovechar los múltiples sensores incluidos en ellos, como el osciloscopio, para la realización de experiencias dentro y fuera del aula. Más información de su trabajo puede encontrarse aquí.

¿Cómo se enseñan y aprenden estrategias científicas?

El Panel dedicado a las Estrategias científicas lo cerró el profesor José María Pastor Benavides, de la Universidad Autónoma de Madrid, y miembro destacado del GEEF, quien realizó un breve análisis de la enseñanza de las ciencias experimentales, en el que destacaba la importancia de llevar a cabo experiencias en el aula de secundaria, como estrategia fundamental e imprescindible para la comprensión de los fenómenos físicos, el acercamiento del alumno al conocimiento y el trabajo científicos, y por el incentivo motivacional que supone para los estudiantes su realización.

Construyendo la relatividad

El estudio de la relatividad especial y general resulta esencial para que el alumno obtenga una visión completa de la física actual. Así lo defendió en su ponencia el profesor del IES Leonardo da Vinci (Alicante) Manuel Alonso Sánchez, creador junto a Vicent Frances Soler Selva, del proyecto Construyendo la relatividad, un completo programa que incluye contenidos teóricos, actividades y herramientas interactivas propias que merecieron el primer premio en el certamen Ciencia en Acción de 2005 en la modalidad de Materiales Didácticos y que están disponibles en el siguiente enlace (absolutamente recomendado):

 Web del Departamento de Física y Química del IES Leonardo da Vinci

Experiencias de aula

El Panel II, dedicado a las Experiencias de aula, contó con la colaboración de varios expertos universitarios del otro lado del Atlántico, mediante videoconferencia. A pesar de las dificultades en la transmisión, se pudieron seguir las siguientes comunicaciones:

  • ¿Qué aporta la teoría de la relatividad en el Bachillerato?, de Raul Portuondo Duany.
  • Enseñando conceptos clave de mecánica cuántica en la escuela secundaria, de Mª de los Ángeles Fanaro.
  • Caracterización de la enseñanzade la Física en el nivel medio del sistema educativo paraguayo, de Carlos Daniel González.

Problemática de la enseñanza de Física en el bachillerato

José Luis del Valle Muñoz (del IES Condesa Eylo de Valladolid), José Pedro Mestre (del IES Gata de Gorgos de Alicante) y el ya mencionado José María Pastor Benavides, participaron en una mesa redonda en la que se abordó la nueva configuración de los contenidos de Física en el Bachillerato. De las respectivas intervenciones derivó un sugerente debate que se prolongó más tiempo del previsto y del que cabrían destacar los siguientes focos de interés, que os menciono para vuestra propia reflexión:

  • La libertad de las administraciones regionales para ampliar los horarios mínimos fijados por el Gobierno central conduce a un tratamiento significativamente distinto en cada Comunidad Autónoma de las asignaturas de Física y Química, especialmente en los cursos de ESO. ¿Supone esto una desventaja o un foco de desigualdad entre alumnos? ¿Cómo se compagina el escaso tiempo disponible con la realización de prácticas de laboratorio, sin posibilidad de desdobles y con los recursos materiales limitados con que cuentan los centros?
  • El currículo del Bachillerato se modifica de manera que el estudio general de la mecánica se concentra en el primer curso, al que se trasladan también los contenidos de termoquímica, y se consolida la Física Moderna en la asignatura de Física de 2º de Bachillerato. ¿Son acertadas estas novedades? ¿La amplitud de contenidos dificulta su tratamiento en profundidad o sería suficiente con un tratamiento más suave de los mismos?
  • La existencia de pruebas finales de evaluación (Selectividad/reválida) condiciona el tratamiento de los contenidos curriculares, otorgando mayor importancia al estudio analítico de la Física y a la resolución de problemas estandarizados. ¿De qué manera se pueden trabajar también contenidos procedimentales y actitudinales sin perjudicar el éxito académico de los alumnos en las evaluaciones? ¿Es necesario un replanteamiento de estas pruebas?
  • La sucesión de reformas educativas supone una dificultad para los profesores y las editoriales a la hora de adaptar los contenidos y los textos a las nuevas exigencias normativas. ¿Son prescindibles los libros de texto? ¿Son suficientes los apuntes o los materiales didácticos elaborados por los profesores? ¿Cómo se puede aprovechar la ingente cantidad de recursos digitales en el aula?

Experiencias innovadoras

Los estudiantes predoctorales Manuel Alonso Orts y Silvia Ronda Peñacoba participaron en el Panel III, dedicado a Experiencias innovadoras, planteando la posibilidad de abordar en el aula las perpectivas actuales del conocimiento y la investigación científica, mediante su propuesta de Problemas de física de materiales y de física biomédica en 2º de Bachillerato. Los últimos avances científicos y las más recientes aplicaciones tecnológicas pueden servir de excusa para el tratamiento de los principios físicos en los que se fundamentan, dando un enfoque realista y práctico a su estudio. Todas las actividades seleccionadas, y algunas más, pueden encontrarse en este enlace, incluyendo excelentes explicaciones y referencias a los artículos de los que han sido extraídas (ofreciendo una valiosa oportunidad para profundizar en los temas que resulten de mayor interés para los alumnos).

Las redes sociales también tuvieron su espacio de la mano de María Jesús Santos Sánchez, del departamento de Física Aplicada de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Salamanca (USAL). En su intervención, Retos de física en Twitter y Facebook, no solo nos transmitió su ilusión y entusiasmo por la enseñanza y la divulgación de las ciencias, sino que nos sorprendió con la puesta en escena de pequeños experimentos que, de manera sencilla, pueden realizarse con los alumnos para que los conceptos de física puedan ser fácilmente visualizados y comprendidos. Además, nos presentó la plataforma virtual que han creado desde la USAL para promocionar e incentivar la participación en las Olimpiadas de Física, y que cuenta con difusión en las redes sociales (¡síguelos en Twitter y Facebook!) y con una página desde la que se lanzan semanalmente diferentes Retos de Física, con los que motivar a los alumnos y que pueden ser utilizados por los profesores de secundaria en sus clases.

Olimpiadas-de física-USAL.png

Por su parte, las profesoras Verónica Tricio Gómez y Ana Blanca Martínez-Barbeito presentaron sus Píldoras de Física, una idea surgida del GEEF y que pretende “ofrecer recursos útiles para la enseñanza de la Física, remitiendo a enlaces de la web que contengan alguna propuesta que, convenientemente adaptada y/o contextualizada por el profesorado, pueda usarse para ayudar a docentes y estudiantes en el proceso de enseñanza-aprendizaje”. Además, está abierta a las propuestas y sugerencias de los socios de la RSEF y los colaboradores que así lo manifiesten, con el claro objetivo de favorecer la comunicación y el intercambio de materiales y recursos de física, en “pequeñas dosis”.

pildoras-de-fisica

Los programas del CERN para profesores de secundaria

La física no acabó en el siglo XIX. Ni siquiera a principios del siglo XX. De hecho, no ha acabado aún, especialmente en lo que se refiere al fascinante mundo de la Física de partículas. Los profesores de secundaria deben afrontar el reto de acercar a los alumnos esta parte de la Física y, quizá por desconocimiento, quizá por desconsideración, se ven impedidos o poco motivados a hacerlo. El profesor Francisco Barradas Solas te quita esa idea de la cabeza al momento y te ofrece, desde su web, gran cantidad de recursos de utilidad. Además, es el coordinador del programa español del CERN para profesores de secundaria, que consisten en una estancia de aproximadamente seis días en las instalaciones (a comienzos de verano), en las que se ofrece la oportunidad de asistir a conferencias, talleres, visitas a los laboratorios y encuentros con científicos de todas partes del mundo que, asegura, “te cambiarán para siempre”. También existe un curso de formación previo, aunque está destinado únicamente a los profesores de la Comunidad de Madrid, ya que cuenta con un programa propio para acudir al CERN, pero cuyos materiales pueden consultarse en esta web.

Introducción al caos determinista

Las Jornadas finalizaron oficialmente con la conferencia de Miguel Ángel Fernández Sanjuán, catedrático de Física de la Universidad Rey Juan Carlos, quien realizó una breve Introducción al caos determinista, ya que este se incluye como novedad en el currículo de Física de 2º de Bachillerato, a partir del problema de los tres cuerpos. Es un tema conceptualmente complejo, aunque eso no impide que las principales evidencias y consecuencias puedan ser planteadas, al menos de manera intuitiva, a los estudiantes de secundaria. Y como nadie lo puede explicar mejor que él, me limito a recomendaros su libro Las matemáticas y la física del caos:

matematicas-fisica-caos

Como colofón, se organizó una visita guiada al Museo de la Evolución Humana (MEH), con la participación de Juan José Villalaín Santamaría, coordinador del Grupo de investigación de Paleomagnetismo, quien dio una pequeña Aproximación al paleomagnetismo y las aplicaciones geocronológicas.

Juan José Villalaín durante su presentación en el MEH (Foto cortesía de Miguel Ángel Queiruga)

Ya solo queda un año para la próxima edición…

¿Dura más el verano o el invierno?

¡Qué pregunta tan interesante! Sobre todo, teniendo en cuenta que la respuesta varía dependiendo de dónde nos encontremos. Todos sabemos que cuando en el hemisferio norte es verano, en el hemisferio sur es invierno, y viceversa, por lo que la respuesta es diametralmente opuesta en cada uno de los casos, aunque igualmente cierta para ambos:

El verano es la estación más larga en el hemisferio norte, por el mismo motivo que el invierno es la estación más larga en el hemisferio sur.

¿A qué se debe, entonces, que no duren lo mismo el verano y el invierno en un mismo hemisferio? La razón se encuentra en la variación en la posición y en la inclinación de la Tierra con respecto al Sol a lo largo del año. En primer lugar, debemos tener en cuenta que la Tierra no realiza un único movimiento, sino que se producen varios movimientos al mismo tiempo.

El movimiento más evidente es el de rotación, responsable de la sucesión de los días y las noches, debido al giro de la Tierra sobre sí misma en torno a un eje imaginario que pasa por sus polos, dando una vuelta completa en un día (denominado día sidéreo, cuya duración es de 23 h 56 min 4 s, ligeramente inferior al día solar de 24 h). El plano perpendicular al eje de rotación terrestre que pasa por su centro de masas se denomina plano ecuatorial o plano del Ecuador.

rotacion-de-la-tierra

También existe un movimiento de traslación alrededor del Sol, que tiene un periodo de 365’24 días (un año sidéreo). De acuerdo con la primera ley de Kepler, la Tierra, como el resto de los planetas, describe una órbita elíptica con el Sol en uno de sus focos:

North_season.jpg

La principal consecuencia de este movimiento es que en la trayectoria se pueden definir dos puntos característicos:

  • El afelio, o punto de la órbita más alejado del Sol.
  • El perihelio, o punto de la órbita más próximo al Sol.

La Tierra pasa por el afelio hacia el 4 o 5 de julio, y alcanza el perihelio el 2 o 3 de enero. Como vemos, la mayor o menor lejanía no determina la estación en la que nos encontramos, pues esta es distinta en cada hemisferio. Lo que sí influye es la inclinación de la Tierra en cada tramo de su trayectoria. El movimiento orbital de la Tierra se produce en un plano, conocido como eclíptica, que está desviado un ángulo de 23º 26’14” (conocido como oblicuidad):

650px-Eclíptica-plano-lateral-ES

La oblicuidad actual es de 23º26’14” (en 1917 fue exactamente de 23º27′, y disminuye aproximadamente 1” cada dos años)

La existencia de esta oblicuidad hace que el plano ecuatorial y la eclíptica se corten en dos puntos concretos de la órbita que denominamos equinoccios, en los cuales el Sol se encuentra justamente en el mismo plano que el Ecuador terrestre (por lo que los rayos solares inciden perpendicularmente en el Ecuador). Los equinoccios tienen lugar alrededor de los días 21 de marzo y 22 de septiembre, y dan comienzo, en el hemisferio norte, a la primavera y al otoño, respectivamente (en el hemisferio sur, sería a la inversa).Durante los equinoccios, el número de horas de luz coincide con el número de horas de sombra (así que el día y la noche duran lo mismo).

Por otra parte, el plano perpendicular a la línea que une los equinoccios, que pasa por el centro del Sol, corta a la órbita terrestre en otros dos puntos característicos, que denominamos solsticios, y que ocurren en torno al 21 de enero y al 22 de diciembre, respectivamente. El primero da comienzo al verano en el hemisferio norte, ya que el Sol ilumina más directamente esta zona de la Tierra, y alcanza su máxima inclinación respecto al plano del Ecuador. La situación se invierte unos seis meses después, y el verano comienza en el hemisferio sur (y el invierno en el hemisferio norte). En los solsticios, la diferencia entre el número de horas de luz y de oscuridad es máxima (día más largo en el solsticio de verano, o noche más larga en el solsticio de invierno).

Estaciones_del_año

Si en los equinoccios los rayos solares llegan perpendiculares al ecuador, en los solsticios lo hacen a los Trópicos (que están situados a una latitud de 23º26’14”, norte o sur, precisamente por ser ese el ángulo entre el plano ecuatorial y la eclíptica)

La excentricidad de la órbita elíptica, es decir, su desviación con respecto a la trayectoria circular, no es muy grande. En realidad, sólo se desvía un 1’7 %, pero esta pequeña cantidad es suficiente para afectar a la duración de las estaciones, ya que en el punto más alejado (afelio), la fuerza de atracción gravitatoria es menor que en el punto más próximo al Sol (perihelio). Siendo esta fuerza la responsable del movimiento orbital, cuando esta disminuye, la velocidad también lo hace, por lo que:

En el punto de la órbita más alejado del Sol (afelio), la Tierra se mueve a menor velocidad que en el más próximo (perihelio), cuando la velocidad es máxima.

segunda ley de kepler

Según la segunda ley de Kepler, en un mismo intervalo de tiempo, el área barrida durante el movimiento (en color azul) debe ser también la misma, por lo que en los puntos más alejados la velocidad de la Tierra tiene que ser menor que en los puntos más próximos al Sol. (Como en muchas representaciones, las distancias no se corresponden con la realidad, y la forma elíptica está exagerada)

Esta consecuencia, derivada de la segunda ley de Kepler, nos permite deducir que cuando estamos situados más alejados del Sol, nos movemos más lentamente, y la estación en la que nos encontremos se prolonga unos días, mientras que en la situación contraria, es decir, en la zona más próxima al Sol, ocurre lo contrario, y la estación correspondiente se acorta. En definitiva:

  • El verano es la estación más duradera en el hemisferio norte (algo más de 93 días).
  • El invierno es la estación más breve en el hemisferio norte (89 días).
  • En el hemisferio sur, la estación más larga es el invierno y la más corta, el verano. 

II Feria de Ciencia y Tecnología de Castilla y León

CARTEL-II-FERIA-CIENCIA-Y-TECNOLOGIA.jpg

El sábado pasado tuve la ocasión de participar en la II Feria de Ciencia y Tecnología de Castilla y León, organizada por la Unidad de Cultura Científica, que dirige Isabel Soto, en la Escuela Politécnica Superior de la Universidad de Burgos. Este evento se está convirtiendo en un punto de encuentro de referencia en la región para jóvenes, y no tan jóvenes, interesados en la ciencia y su divulgación. Unos 500 estudiantes, desde infantil a bachillerato, participaron en los diferentes talleres ofertados, entre los cuales causaron gran expectación los dedicados a la robótica, los drones, la realidad virtual o la impresión 3D. Los más pequeños también disfrutaron de los talleres de Pequeciencias o Minichefs, del que salían encantados con sus gorros de cocina y su tartera repleta de deliciosas creaciones. Algo más mayores eran los alumnos de Física Fascinante, Química Divertida o Matemáticas Divertidas, o los sugerentes talleres Descubriendo lo invisible, El vacío o Matemáticas y magia, en los que descubrieron los aspectos más lúdicos y entretenidos que a veces se esconden detrás de las explicaciones de clase. Aprender divirtiéndose o divertirse aprendiendo, todo ello para despertar el interés de nuestros jóvenes por la ciencia e incentivar nuevas vocaciones científicas.

Los que ya iban motivados son los grupos que se presentaron al concurso que tuvo lugar por la tarde. Unos cuarenta experimentos y proyectos de investigación o divulgación compitieron, entre nervios y explicaciones al jurado, en diferentes modalidades: Experimentos en Ciencias (para Infantil, Primaria y alumnos con discapacidades), Trabajos de Investigación Científica y Trabajos de Divulgación Científica Interactivos (estos últimos para alumnos de ESO, Bachillerato y Formación Profesional). Es imposible no quedarse asombrado con lo que los chicos y las chicas son capaces de hacer, con la ayuda y el impulso de sus profesores. No puedo opinar demasiado de los experimentos que realizaron los alumnos de infantil o primaria, pues estuve acompañando a los grupos de secundaria y compartí con ellos la emoción y la ilusión por mostrar sus proyectos a todo aquel que se acercase a sus respectivos puestos.

Entre ellos, llamaron especialmente mi atención los tres trabajos de investigación que presentaron los alumnos del IES Vía de la Plata, de Guijuelo (Salamanca), y de hecho se alzaron con el segundo premio en esta modalidad con su proyecto Actividad antibacteriana de los aceites esenciales, cuyo montaje era espectacular:

Del mismo centro eran las chicas que presentaron los interesantes proyectos Estudio del Efecto Antibacteriano de Clorofilas, Carotenos y Xantófilas y Buscadores de oro, quienes me explicaron detallada y rigurosamente sus trabajos. Estas últimas me mostraron cómo, de una manera inesperadamente sencilla, habían conseguido extraer y recuperar las pequeñas cantidades de oro que se encuentran en los móviles que todos desechamos. Además, ¡fueron superamables y simpáticas conmigo!

20160507_170546.jpg

El tercer premio quedó en manos de Eva López y Ángela Rodríguez, alumnas del IES Pintor Luis Sáez (Burgos), con el trabajo titulado Cuando los huesos hablan, en el que hacen un análisis antropológico de un hueso fósil para estimar la edad, el sexo, la estatura y el peso del ser humano al que pertenecía. Me alegré especialmente por ellas, y su tutor, Jorge Pampliega, ya que estoy realizando mis prácticas en ese instituto y ya sabéis, el roce hace el cariño…

Pero los vencedores en la categoría de investigación fueron los alumnos del centro La Visitación de Nuestra Señora de Saldaña, con el trabajo Dimensiones, un interesante estudio de la teoría de la gravedad de Einstein, en el que el jurado valoró positivamente la complejidad conceptual de la misma (estructura del espacio-tiempo, gravitones, teoría de cuerdas…) y el tratamiento de un tema de trascendente actualidad (detección hace unos pocos meses de las ondas gravitacionales predichas por la teoría de la relatividad general).

En cuanto a los trabajos de divulgación científica, destacaron los alumnos del Colegio Jesús María (Burgos), que consiguieron el primer y el tercer premio, con los trabajos Space y Queiruguers: divulgando la ciencia, respectivamente. El primero, realizado por un grupo de 4º de ESO, consiste en un blog (2016 Space: conquistando el espacio) que recopila varios trabajos relacionados con el espacio, la exploración espacial y la astrobiología y que, además, cuenta con una sección de microentrevistas a expertos y reconocidos investigadores (como Carlos Briones, Emiliano Bruner o Emmet Fletcher) y un rincón dedicado a relatos de ficción científica, escritos por sus propios compañeros. ¡Os animo a visitarlo!

feria-ciencia2.jpg

Miembros del grupo de Space, junto a su tutor (Miguel Ángel Queiruga, en el centro) y una joven visitante… [Fuente: Imagen tomada de la página web del Colegio Jesús María]

En tercera posición quedó el grupo que se presentó con el peculiar nombre de Queiruguers, un divertido homenaje a su profesor, Miguel Ángel Quiruga, quien no sólo tutorizaba este trabajo, y el anterior, sino que llevó a… ¡otros cuatro grupos más que se presentaron al concurso! No me extraña que con tantos alumnos surgiera confusión en la entrega de premios, y dudaran a quién le correspondía salir a recogerlo… En este caso mostraron una serie de experiencias divulgativas realmente curiosas y que también han recogido en un canal de YouTube, por lo que es mejor que las veas tú mismo a que yo te las cuente, pinchando aquí. Además, invitaban a sugus a todo el que se acercase, lo cual siempre es de agradecer.

¡Pero no todo se lo iban a llevar los alumnos de este colegio! El segundo premio lo recogió el grupo de alumnos del IES Conde Sancho García (Espinosa de los Monteros, Burgos), que presentó el trabajo La adulteración del aceite de oliva virgen y virgen extra. Aprovecho la ocasión para saludar a todos los Espiciencias, que vinieron en masa desde Espinosa de los Monteros a participar en la feria. ¡Da gusto ver a profesores tan comprometidos y a alumnos tan entusiastas!

Y aunque no consiguieron premio, sí quiero dedicar un pequeño espacio a los proyectos que tres compañeros míos, y futuros profesores, llevaron a concurso con sus “alumnos”:

  • Mitos y Leyendas de la Coca-Cola, coordinado por David Herrero, donde sus alumnos del IES Diego de Siloé (Burgos) nos enseñaron los efectos de este refresco sobre un clavo oxidado, cómo reacciona con los caramelos mentos, la cantidad de azúcar cristalizado que posee una lata, la diferencia de densidades entre la cola normal, la light y la zero y, lo que me dejó más sorprendido, nos demostraron que ¡la coca-cola contiene alcohol! (muy poquito, sí, pero ahí está)
  • Experimentando con agua, un proyecto de un grupo de alumnas del Colegio Jesús María (Burgos), coordinado por Alicia Cuesta, en el que realizaron varios experimentos usando botellas, clips, vasos y monedas, que puedes ver en el siguiente blog.
20160507_165125

El equipo al completo de Experimentando con agua: Celia, Layolen, Emma, Magadalena y, con camiseta roja, Alicia Cuesta, coordinadora del grupo.

  • Indagando con luz, también llevado a cabo por alumnos del Colegio Jesús María (Burgos), coordinado en este caso por Isabel Abajo, donde pudimos ver los espectros de la luz o cómo se mueve un haz a través de un cable de fibra óptica.

La verdad que fueron muchos los proyectos interesantes, ganadores o no es lo de menos, pero sobre todo me quedo con el buen rollo y las ganas de hacer cosas nuevas y diferentes de todos los participantes. No todo el mundo está dispuesto a dedicar el sábado a una feria científica, y ahí estaban ellos, defendiendo el trabajo que tanto esfuerzo y dedicación había costado. ¡Olé!